Insectos en el Véneto: Canal de Giudecca
Insectos-Veneto-Venecia-giudecca

Canal de Giudecca.

 

Sobre un banco de piedra, sí, de piedra. Duro. Anochece. Tomaremos, de aquí a unas horas, tapas y cervezas en el campo de Santa Margarita. San Marcos de noche, de día. El último vaporetto, sí, el canal. Dormiremos profundamente. Envueltos en el sobresalto, despertaremos en la amnesia topográfica, en Venecia, o en nuestra ciudad, siempre destierro y sudor. Recorreremos mil trescientos kilómetros sin fijarnos en los detalles que se esconden detrás de las ciudades, sí, aunque hubieran hecho falta cientos de años para cubrir esa distancia. Lo infraordinario construye culturas no dominantes. Campanas. La quilla de la embarcación ocupa el espacio de verdad, junto al agua, rozándose, helándose, de verdad. Cilindro rosa que sale de la mochila. El rabo se agita. Chapas, humedad, la presión en la espalda, lo mejor del viaje, su espalda contra la mía, soldadas, sí, unidas, lo mejor. De nuevo soy objeto de miradas, mal que pese, detrás, ocupando el último lugar del campo visual del más ruin de los hombres, de los mosquitos, aquí, allá, en la imaginación de otros, en su recuerdo, en el pasado, al fondo, aquel individuo tan parecido y similar a todos los individuos, sí, aquel, el que toma notas en la libreta, qué tontería, más le valdría hablar con ella o dedicarse a contar, de viva voz, qué rayos le pasa.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies