El campo de trabajo n. º 3: los guardas
Foto-relatos-campo-trabajo-guardas

Peor recuerdo tengo de los guardas que nos vigilaban. Debería hacerse una lista con sus nombres y apellidos, sus procedencias, sus profesiones, cuantos datos pudieran facilitar el identificarlos, para que la historia los juzgara como se merecen, ya que quedaron completamente impunes de los crímenes que cometieron. A mí, dada mi formación superior, me parecían una recua de ignorantes, pobres hombres de pueblo sin cultura alguna, muchos de ellos analfabetos, procedentes en su mayoría de las tierras del bajo Aragón reconquistadas por los nacionales y que habían salido huyendo, aunque también había algunos catalanes y asturianos, gente de la CNT y del PSUC. Sin embargo, nada puede exculparles de la violencia gratuita que empleaban con nosotros, armados con sus fusiles checos y rusos que llamaban “naranjeros”, blandiendo siempre sus garrotes o “pirrossas” sobre nuestros cuerpos indefensos, hechos con ramas gruesas de árboles a las que dejaban los bulbos para hacer más daño al golpear.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies