El viaje falso: julio de 1956
Viaje-falso-julio-1956

¡El viaje falso que nos inventamos mi amiga Flora y yo en el verano de 1956! Era el mes de julio, hacía un calor tremendo en Valencia y nosotras queríamos estar juntas. Entonces, a la relación amorosa entre dos mujeres la llamaban tribadismo. La palabra se las traía, pero es que era un tema tabú. Nadie hablaba de eso. Las mujeres que se querían siempre se escondían de todos, de los parientes, de los amigos, de la sociedad entera. Nosotras también nos escondíamos. Con la excusa de ahorrar gastos y hacerse mutua compañía, dos solteronas se iban a vivir juntas y nadie decía nada. La mayoría ni siquiera sospechaba el motivo real. Vaya tiempos. Pero fueron los que nos tocaron vivir y a nosotras, en el fondo, todo aquello nos daba igual. Una vez que tomamos la decisión, ya estaba hecho. Vivíamos con disimulo y nada más. Lo que resultaba más difícil era dar el primer paso, después de esperar un tiempo prudencial e inventar las excusas. Y la ocurrencia fue de Flora, que era una mujer muy imaginativa: me propuso encerrarnos en su apartamento durante unos días de verano para ver qué tal nos iba, si merecía la pena tirar adelante o no, si nuestro amor era real o una fantasía.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies