La tala: aprovechamientos forestales
Foto-acciones-la-tala-aprovechamientos-forestales

En ese momento llega el ingeniero de montes del parque, Jordi Jürgens, quien me informa de los tipos de aprovechamientos forestales que se practican hoy en día. Me explica que se hace una tala cada diez o quince años y que hay, básicamente, dos tipos diferentes: los tratamientos de mejora de árboles, entre los que distingue el aclareo, que consiste en la saca de producto no comercial, y la “clarida”, que conlleva la saca de productos aprovechables; y los tratamientos de regeneración, o talas en sentido estricto, como el corte del arbolado a ras de suelo dependiendo de las zonas, las condiciones climáticas, las especies, etc. Me explica que en esta zona se hacían lo que se llamaban “cortes de selección”, talas de arbolado dependiendo del grosor de los ejemplares, como es el caso de la que investigo yo y que tuvo lugar en 1952. Este tipo de aprovechamiento se hizo hasta, aproximadamente, el año 2000, cuando empezaron a introducirse en el parque métodos más modernos, como los que se utilizan en toda Europa. En resumidas cuentas, antes se cortaba lo bueno del bosque, los árboles de más porte (aunque se dejaran algunos para evitar el sufrimiento de la cubierta vegetal), y ahora se hace lo contrario, se deja lo bueno, el arbolado más imponente, y se aprovecha el resto. También hablamos del carboneo, costumbre que se mantuvo en la comarca hasta los años sesenta, cuando se introdujo el carbón mineral y el gasóleo. Todavía es posible ver en el suelo del bosque alguna zona donde se hizo carboneo, por el color oscuro de las cenizas que impregnó el humus.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies