La tala: curiosidades
Foto-acciones-la-tala-curiosidades

También me cuenta otras curiosidades, como que una antigua propietaria, Mercedes Faura, hacía subir cada día al sacerdote de Sant Quirze de Besora para que dijera misa, que ella escuchaba desde el balcón de la masía. Esta señora se casó con el administrador de la finca del Castell de Montesquiu, por lo que renunció a su parte de la herencia de La Coromina. Por cierto, me dice que uno de los administradores de la Diputación de Barcelona que se hizo cargo de la gestión del Parc fue José Montilla, en su momento Presidente de la Generalitat. De La Coromina me dice que hace unos cuatro o cinco años, desde que los países del este de Europa entraron en la Comunidad Económica Europea, ya no se tala nada, pues resulta mucho más económico importar la madera desde allí. Hasta entonces, era normal someter a talas los recursos forestales de la finca. Su abuelo, José Cornet, el propietario de la documentación que encontré, vivía en la Avenida José Antonio 515, 1º-2ª, la actual Gran Vía de las Cortes Catalanas, como ya sabía. Su familia vivía en la misma finca. Su madre era la hija mayor de Josep Cornet, por lo que su nombre completo es Vicenç Torns Cornet. Recuerda cómo su abuelo, cada tarde, cuando él volvía del colegio, le hacía entrar en su piso para jugar a las cartas, al parecer una de sus pasiones.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies