La tala: Santa María de Besora
Foto-acciones-la-tala-santa-maria-de-besora

Semanas después, mientras espero la llamada de Torns, que ya se va retrasando, vuelvo hasta la zona para hacer una visita a los bosques Beví Xic, Beví Gros y El Revell acompañado de mi amigo y vecino Josep María Paret, natural de Montesquiu. Me reúno a las diez en punto con Josep María y su hijo, Manel, en Sant Quirze y seguimos hasta Santa María de Besora, un pequeño pueblo rodeado de campos y bosques. Es una zona pre pirenaica, surcada por pequeños valles y suaves colinas boscosas llenas de robles, encinas, pinos y hayas, de una gran riqueza paisajística a la vez que extraordinariamente tranquila por encontrarse lejos de los circuitos turísticos habituales. Solamente el Parc Comarcal Castell de Montesquiu tiene algunos visitantes, pero no muchos, pues más tarde pasearemos por él sin encontrarnos a casi ninguno, y eso que hoy es sábado. De Santa María de Besora parte un camino de cemento que va hacia la Serra de Bufadors, de una altura aproximada de mil metros. Como ha llovido mucho últimamente, hasta ayer mismo, el aspecto del campo y de los bosques es espléndido, de un verdor magnífico. Además, tenemos la suerte de que nos acompaña el sol en una jornada muy agradable para el paseo. Unos dos kilómetros más allá, bajo la Serra de Bufadors, que al parecer está llena de cuevas, encontramos las ruinas de la masía del paraje llamado Beví Xic, uno de los lugares donde, allá por 1952, se procedió a la tala de aquellos millares de pinos.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies