La memoria colectiva: foto-ensayos
Memoria-colectiva-foto-ensayos

Estas experiencias literarias me hacían vislumbrar un nuevo significado de la fotografía familiar, que venía a reflejar un comportamiento estandarizado que tenía que ver con las costumbres culturales más arraigadas, y que se había instalado en la sociedad en un plazo muy breve, desde 1839, la fecha de su advenimiento. La fotografía de aficionado estaba sobrepasando su valor como documento personal para adquirir otro estatus mucho más importante: se estaba convirtiendo en una estrategia de la especie para documentar el paso del tiempo, eso sí, un tiempo seleccionado y destinado a un archivo universal incompleto. En mi foto-ensayo La resurrección de Inés señalo las características antropológicas de este tipo de fotografía, diferente a la artística, aquellas que la convierten en ese fenómeno de la especie que trasciende al individuo.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies