La tala: masía
Foto-acciones-la-tala-masia

Tampoco la que fue masía o casa pairal del Beví Xic ha logrado sobrevivir estos años. Ya en 1952 requería una reparación urgente, como sé por la correspondencia encontrada, en la que se señalaba que debía sustituirse todo el tejado, por la ruina que amenazaba al edificio entero. Y no creo que se llegara a reparar, a juzgar por el estado de la casa, que solo conserva el muro perimetral hasta una altura de metro y medio o dos metros. En contraste con la casa, el establo se ha mantenido en pie, seguramente porque debieron utilizarlo mucho más tiempo que la casa para que se guareciera la cabaña ganadera que debía pastar por aquí. De hecho, hemos visto vacas y terneros en los campos mientras veníamos. La pervivencia de la actividad ganadera hizo necesarios los trabajos de conservación del establo, como luego veremos que pasa también en el Revell. Y de la otra masía, Beví Gros, todavía hay menos rastros, ni siquiera es posible verla desde el camino por donde circulamos, aunque es evidente, por el plano que llevamos, que debe estar muy cerca. Más tarde nos informarán que del Beví Gros no queda casi nada, unas cuantas piedras mimetizadas en medio de la vegetación que solamente se pueden localizar si se tiene una información muy precisa sobre su ubicación. Así que, de esta segunda explotación, nos marchamos sin poder hacer ninguna fotografía.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies