La tala: huella (final)
Foto-acciones-la-tala-huella

El paso del tiempo ha dejado su huella en las tres casas, el Beví Xic, el Beví Gros y El Revell, hundidas las tres, prácticamente irrecuperables dados sus emplazamientos. Y las actividades que se asociaban a ellas ya no son rentables económicamente, la explotación agrícola y la forestal. Solamente queda un resto de la ganadera. Los desvelos de aquellos hombres que pretendían comerciar con la madera quedan atrás en el tiempo, muy lejos, como un eco que casi no se percibe. Bajamos con esta impresión, al menos yo, pensando en el paso fugaz de los hombres por este mundo, los desvelos olvidados, los trabajos inútiles, la vegetación que todo lo cubre, el paso del tiempo que deja a las mismas piedras lisas y redondas, cuánto más a los hombres que por aquí trabajaban, que ya nadie recuerda. Meses después, ante la falta de noticias de Vicenç Torns, me entero de su fallecimiento. Sus restos mortales fueron enterrados en el Cementerio Comarcal Roques Blanques, en la localidad de El Papiol, a solo quince minutos de Barcelona. Dos años después de nuestra reunión, no pudo superar su cáncer.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies