Prodigioso azar: conjeturas
Foto-acciones-prodigioso-azar-Conjeturas

Por el camino, todo son conjeturas: me veo llamando a Loles y explicándole mi hallazgo, acompañándola a los Encantes para enseñarle el puesto, ayudándola a regatear con el marroquí para que no abuse en el precio de todo el lote y a acarrear hasta su casa ese pasado recuperado. Pero, a la vez, voy pensando en otras posibilidades: bien podría ser que alguien, un hermano de Loles, un primo, un pariente, haya vendido todo esto por descuido, sin darle importancia, quizá estuviera traspapelado entre otras cosas sin valor; podría tratarse de otra persona, otra María Dolores Mollet Bazús, aunque esos apellidos no me parecen nada corrientes; o quizá realmente ha querido deshacerse de todo, la verdad es que la mayoría de los objetos desparramados por el suelo parecen de escaso valor. En todo caso, el azar me ha puesto entre las manos otro material y las cosas han dado un giro total: ya no se trata de investigar unos documentos para dar con unas personas, como he hecho en las primeras reconstrucciones, ahora la persona la tengo localizada inmediatamente, es más, el hecho de que la conozca me ha forzado a comprar el lote, y la trama del relato se invierte comenzando por su final.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies