Prodigioso azar: limpieza
Foto-acciones-prodigioso-azar-Limpieza

Evidentemente, la casa de la calle Camps se cerró cuando ellos empezaron el periplo de residencias. Quizá hubiera sido el momento de hacer la limpieza de todo el contenido, pero los tres hermanos decidimos que mientras viviera uno de ellos no se haría por respeto. Cuando murió nuestra madre nos costó tomar la decisión, nos daba pena acudir a aquella casa y revivir todo el pasado de golpe. Sin embargo, debido a que tenían que comenzar las obras de rehabilitación del edificio, ya no hubo más remedio que personarse allí y proceder a la limpieza de todo lo que ellos, y nosotros, habíamos acumulado en una vida, muebles y tantas otras cosas que no nos podíamos llevar por falta de espacio en nuestras casas. Nos guardamos lo que nos pareció de valor y todo lo demás se vendió y llegó a los Encantes para rebotarnos de nuevo en esta experiencia que nos devuelve el pasado por un increíble golpe de azar. La reforma del edificio de Camps, 34, la ha supervisado mi sobrina, Anna Mollet, hija de mi hermano y heredera de la casa Bellesguard de Gaudí, ayudada por su marido, Carles Salillas. En la planta calle se ha dejado un piso y un local, en la primera planta dos pisos más y arriba, en la segunda planta, otro piso que es el que habitan Anna y Carles. Ahora está todo terminado, se ha tabicado todo, se ha terminado la fachada, la escalera, el vestíbulo…

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies