El bucle: grúas
Bucle-gruas

Faenar en el puente, a diez metros sobre el muelle, se ha convertido en el contrapunto ideal de las horas que paso encerrado en el camarote. Pintar la superficie lijada del buque es un ejercicio minucioso que acerca a los detalles y los magnifica, como rememorar mi vida junto a ella. ¿Y la ciudad? ¿Sería conveniente desembarcar y mezclarme en el tumulto aunque sólo fuera por una tarde? ¿Debo conformarme con una visita apresurada en compañía de Julio, la terraza de un café, los seres que pasan, la algarabía de los mercados, el contacto comercial rechazado con suficiencia? Un carguero sale de puerto. Las grúas se mueven con una lentitud propia de movimientos geológicos, provocando un chirrido penetrante. Depositan las cajas sobre el muelle con mimo, como si fueran objetos frágiles. Otras grúas cargan centenares de cajas de plátanos.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies