El bucle: estela
Bucle-estela

La vida diaria se diluye, se estira, cae por la borda y se mezcla con la estela del buque. Acodado sobre la barandilla de popa, estoy convencido de que no hay tarea en el puente, ni cenas en el comedor de la marinería, ni paseos por cubierta entre pilas de cajas que se elevan como viviendas de objetos indeterminados, ni charlas con Julio, ni recomendaciones del contramaestre. Oigo las voces de unos marineros en animada tertulia, hablan de mujeres, cuentan proezas, mas percibo un zumbido de fondo que desnaturaliza la escena.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies