La muerte en directo: cita
Muerte-en-directo-cita

La cita, finalmente, se verifica un domingo por la tarde en el Lambretta, del barrio del Raval. A las seis de la tarde llego a la Ronda Sant Antoni y me encuentro con Joan, que viene del Lambretta, cerrado por descanso semanal. Así que, después de saludarnos cordialmente, nos vamos a otro bar cercano para sostener nuestra charla sobre Yolanda. Ha podido averiguar la residencia donde está ingresada pero no la ha visitado, aunque tiene intención de hacerlo en breve. Hablamos, entonces, de la vida de Yolanda, que, sin embargo, no transcribiré. De hecho, creo que esta historia está llamada al fracaso por varias razones. Primero, porque la documentación perteneció a tres personas, una muerta, otra en paradero desconocido y otra inválida, por lo que el consentimiento para tratar el material es inviable. Por otro lado, parece que la familia ha tenido problemas, entre ellos no se llevan bien y es posible que la versión de Joan no sea compartida por Raquel. Entraríamos en una espiral de correcciones y malentendidos que no acabaría nunca. Además, mi visita a Yolanda también me parece poco apropiada si el mismo Joan hace mucho que no la ve. Podría estar en contra del parecer del resto de la familia el que yo pudiera perturbar su tranquilidad.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies