Un día más con vida: pinchazos
Foto-acciones-un-dia-mas-con-vida-pinchazos

Pues nada, al grano. El sábado 29 de enero, ese día de San Valero sin roscón para los aragoneses de la diáspora, se presentaba sereno, una compra en el súper, el periódico con un buen CD de J. J. Cale, esas cosas que todos hacemos los días de asueto. Lo raro comenzó hacia el mediodía, cuando unos pinchazos leves en la zona del pecho (uno, cuando pasan estas cosas, prefiere hablar de pecho en vez de corazón) hicieron saltar las alarmas. Eran poca cosa, pero teniendo en cuenta el mes de enero que llevábamos, con mi suegro infartado el día 1º, los antecedentes familiares directos, con mi padre fallecido en la mesa de operaciones cuando le intentaban hacer cuatro baipases, mi cuñado con un estén, que no sostén, en una de sus arterias, la imaginación comenzó a volar. Comida fuera con la familia, tarde de “cine” ante el televisor, un rato con internet, otro ordenando papeles, la cena de sábado y unos excelentes combates de boxeo en Marca Tv (un combate del filipino Manny Pacquiao es una auténtica delicia) fueron completando el día.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies