Reliquias: pluma del Arcángel San Gabriel
foto-relatos-reliquia-pluma-arcangel-san-gabriel

De Worms nos fuimos hacia Heildelberg y venga a hacer kilómetros en el autobús, que íbamos todas medio adormecidas, aunque yo veía a la novicia María de los Ángeles platicando acaloradamente con el conductor, que ninguna importancia le di porque hablaban de religión y ya se le había pasado la resaca. Allí visitamos la iglesia de San Bonifacio, modesta y poco conocida, donde oficiaba un cura alto como su torre y que nos enseñó, por ser un grupo de importancia capitaneado por nuestras monjas, un relicario que contenía una pluma del arcángel San Gabriel, que a todas nos emocionó sobre manera, aunque la novicia Juana de Landázuri dijera que parecía una pluma de paloma nada más, y aunque la novicia María de los Ángeles exagerara las cosas postrándose de rodillas y tumbándose cuan larga era sobre las frías losas de la sacristía, que parecía querer acaparar la atención del cura apuesto, nuestra atención y también la de las monjas, que no la miraban con buenos ojos como candidata a entrar en su riguroso convento.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies