Un día más con vida: residentes
Foto-acciones-un-dia-mas-con-vida-mires

Nada, que no detectan ninguna cardiopatía, así que la doctora, mirando de reojo mi barriga de cincuentón, empieza a hacer esos sermones típicos de los médicos de menos de treinta y cinco, esos residentes que te encuentras en los servicios de urgencia de este país: usted tiene sobrepeso, nada de alcohol, ni siquiera una cervecita, como mucho una copita de vino de vez en cuando, nada de embutidos ni fritos ni carne roja (glups), ojo con la sal, etc., etc., ¡ah!, y sobre todo a hacer deporte todos los días, usted me camina una horita y con todo esto que yo le doy se va a su médico de cabecera… ¿Y si me vuelve a pasar, doctora (siempre, en estas tesituras, aumentamos la categoría profesional de los residentes que nos tratan, por si las moscas)? Pues si le repite usted se vuelve inmediatamente a urgencias.

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies