Un día más con vida: ¡otra pulserica!
Foto-acciones-un-dia-mas-con-vida-otra-pulserica

Pero, ay, amigo, el lunes por la mañana me voy a hacer gestiones en Poble Nou y, allí, caminando por aquellas calles llenas de industrias y sin turistas, otra vez llega la opresión, que dicho así parece más un fenómeno meteorológico que corporal. ¡Además, en ese maldito barrio no pasa un taxi ni para Dios! Autobuses sí, alguno veo por allí, pero dejo dicho que es mejor desplazarse a urgencias en taxi que en autobús. Bueno, termino uno de mis trámites, la opresión continúa, salgo a la calle, otro autobús nuevo y colorado de los Transportes Metropolitanos de Barcelona, tan majo él, y, por fin, un taxi que me lleva directamente a las urgencias del Hospital del Mar. Mi segunda visita, pero los profesionales son otros y no recriminan este gusto mío por visitarles. Electro al canto, tensión alta, una pastillita bajo la lengua por si las moscas, me ponen una vía, tienen que extraerme sangre para hacerme varios análisis de sangre, separados en el tiempo y tal, así que me espera una larga jornada entre ellos, tan blancos y diligentes. En el box me monitorizan y comienza la larga espera. ¡Y otra pulserica para la colección!

Comentarios
Antonio

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies